ai-is04
Aislación, Ventilación y Climatización; ECO

¿Cómo aislar térmicamente su casa?

Para mantener competitivos los precios de venta, algunos constructores ofrecen niveles de aislamiento que pueden estar muy por debajo de los estándares definidos. Es bueno averiguar si la empresa constructora construye las casas considerando estas variables. Recomendable es discutir los planos de su casa con su constructor y asegurarse que cada uno de los espacios […]

Para mantener competitivos los precios de venta, algunos constructores ofrecen niveles de aislamiento que pueden estar muy por debajo de los estándares definidos. Es bueno averiguar si la empresa constructora construye las casas considerando estas variables. Recomendable es discutir los planos de su casa con su constructor y asegurarse que cada uno de los espacios esté aislado de acuerdo a los valores recomendados. La cantidad de dinero que usted quiera invertir en la aislación de su casa dependerá, por supuesto, de sus finanzas personales. Pero debe recordar que una inversión inicial se paga sola por la consiguiente reducción del consumo de energía. Aquí van algunas consideraciones de aislamiento térmico al construir, remodelar o comprar su hogar.

 

1
Controlar las pérdidas de aire antes de aislar

 

  • Una buena parte de las pérdidas de aire que se producen en una casa suelen ocurrir a través de lo que parecen ser pequeñas rendijas en la base o alrededor de puertas y marcos de ventanas o a través de las chimeneas. Pero también puede haber rendijas en torno a cajas de enchufes e interruptores, muebles empotrados, cielos falsos, uniones de ductos, etc.

 

  • En algunos tipos de construcciones, éstas pueden ser bastante más grandes que las obvias rendijas en torno a puertas y ventanas. El altillo es generalmente el mejor lugar para detectar y detener las pérdidas de aire.
  • Es muy importante detectar y tapar esas rendijas antes de instalar el material aislante ya que, éste no detendrá el paso del aire y, una vez instalado, será muy difícil acceder a ellas para repararlas.Dar el contacto y poner en marcha los limpiaparabrisas para verificar que hayan quedado bien instalados.

 

2
Prevenir la acumulación de humedad


El control de la humedad debe ser una importante preocupación asociada con la instalación de aislantes térmicos.

  • El aire caliente presente en el interior de una casa, contiene una sorprendente cantidad de vapor de agua. Si éste se traspasa al interior del material aislante y se condensa, puede originar una importante pérdida en su capacidad de aislamiento.
  • Si la humedad empieza a depositarse en las estructuras del edificio, puede originar crecimiento de hongos, manchas y descascaramiento de las pinturas y debilitamiento estructural.


Para prevenir estos problemas, es importante instalar barreras de vapor y permitir una adecuada ventilación de su casa. Estas barreras de vapor son materiales especiales tales como: papeles tratados, láminas plásticas y membranas metálicas que reducen el paso del vapor de agua.

 

 

3
Ventilar adecuadamente

Se recomienda ventilar adecuadamente su casa por dos razones: para controlar la humedad interior, y para evitar la polución del aire en el interior.
En un clima caluroso, la ventilación adecuada impide que el altillo se recaliente y transfiera el calor no deseado a través del piso (aún cuando esté aislado) al resto de la casa.

  • Si se elevan los niveles de humedad interior de una casa, se producirán condensaciones sobre la superficie de ventanas, muros y cielos, lo que posibilitará la formación de hongos y musgos. Además se podría producir una condensación encubierta en el interior de tabiques y entretechos.
  • Cuando la ventilación natural se reduce en forma importante, es necesario agregar una ventilación forzada para evitar que se acumule aire viciado y agentes contaminantes. Los altillos pueden ventilarse mediante una combinación de respiraderos en los aleros (aberturas) y a lo largo de la cumbrera. Existen también unidades especiales para estos propósitos.
  • Siempre proporcionar al menos 2 aberturas de ventilación: una de entrada y otra de salida.
  • Como regla general, cuando se usa barrera de vapor, debe dejarse 1 m2 de abertura por cada 28 m2 de superficie de altillo. Y cuando no se usa barrera de vapor, ventilar el doble, es decir: 1 m2 de abertura por cada 14 m2 de superficie de altillo.
  • Las aberturas deben distribuirse en forma pareja. Nunca bloquear las ventilaciones con el material aislante. Tomar las medidas necesarias para evitar que el aislante suelto quede obstruyendo ventilaciones.
  • Si no hay posibilidad de ventilar un altillo, es crucial entonces instalar una buena barrera de vapor en toda la superficie del piso.