ps-re02
Muros, Tabiques y Tableros; Cocina; Baño; Pisos

¿Cómo cambiar sólo una cerámica rota?

Las cerámicas de muro y piso son un revestimiento muy duro y resistente, pero muchas veces por el desgaste, un golpe o tratar de atornillar una fijación se pueden romper. No es necesario reemplazar toda la zona de cerámicos, con cuidado y los materiales adecuados podemos cambiar solamente el dañado y así mejorar el aspecto de esos cerámicos quebrados.

Herramientas a utilizar:
Aspiradora
Broca para raspar Dremmel
Cincel
Martillo
Espátula
Fraguador
Anteojos de seguridad
Guía para brocas Dremmel
Herramienta Multipropósito
Paño para piso
Materiales a utilizar:
Adhesivo Cerámicos AC
Espaciadores cerámica
Esponja
Fragüe
Repuesto de la cerámica

El mayor problema que se puede encontrar a la hora de hacer esta reparación es no tener el repuesto de la cerámica. Sobre todo si el diseño o tamaño es muy específico y no se ha guardado un ejemplar como reserva se deberá buscar el más similar para que no sobre salga del resto de las palmetas.

Cortador de CerámicaRecuerde que si el diseño o color es parecido pero no el tamaño, se pueden adaptar a la medida con un cortador de cerámica.  

A. Cambiar cerámica rota Pasos a seguir

 

1
Raspar fragüe

  • El primer paso es raspar el fragüe que está alrededor de la cerámica quebrada.
  • La manera más fácil y que tiene mejor resultado es con la broca y guía para raspar fragüe, que se conecta a una herramienta multipropósito.
  • Otra alternativa es raspándolo con el borde de la espátula o un cuchillo delgado.

Tips:

La broca es muy delgada, tiene un diámetro menor que los espacios que generalmente se dejan para el fragüe. Se ajusta a la herramienta multipropósito y se pone la guía que sirve para regular el largo que se dejará para entrar al fragüe y rasparlo.

2
Sacar palmeta
  • Con ayuda de un cincel y un martillo se debe desprender la cerámica. El martillo sirve para golpear el mango del cincel, por eso es importante hacerlo con cuidado para no pasar a llevar el resto de las cerámicas.
  • Se debe dejar limpio sacando la palmeta y el resto de adhesivo seco.

 

Tips:

El uso de anteojos de seguridad es indispensable al usar cincel y martillo, ya que cuando se golpea la palmeta podría saltar un trozo de cerámica o cemento.

3
Poner adhesivo
  • En el espacio que quedó limpio y sin palmeta se pone, con ayuda de la espátula, el adhesivo.
  • Es mejor aplicarlo en abundancia, ya que eso ayuda a asentar bien el cerámico.
4
Espaciadores
  • En las esquinas de cada rectángulo o cuadrado donde irá el cerámico nuevo se debe poner un separador que marcará el espacio necesario entre palmetas.
5
Poner palmeta nueva
  • La nueva cerámica se debe asentar muy bien en el adhesivo, moverla hacia los lados para conseguir que el adhesivo se reparta por todos lados.
  • El adhesivo que rebalse de la palmeta nueva se debe limpiar con un paño húmedo antes que se seque.
6
Sacar separadores
  • Antes que el adhesivo se seque por completo se debe sacar los espaciadores.
  • No se hace cuando el adhesivo está recién puesto porque la palmeta podría resbalar.
7
Fraguar
  • Una vez que el adhesivo esté seco se puede fraguar. La pasta se prepara según las instrucciones del fabricante.
  • El fraguador sirve para esparcirlo homogéneamente por los surcos, pero también hay que utilizarlo para que no quede exceso en la superficie de la cerámica.
8
Limpiar
  • Después que la pasta haya fraguado y esté bien seco se limpia el sector con una esponja húmeda.