02-mr-ma01
Muros, Tabiques y Tableros

¿Cómo hacer mantención a los ladrillos?

Un material muy usado en construcción de viviendas, jardineras, muros y fachadas, entre otros, es el ladrillo. Tiene una gran versatilidad y es muy resistente a la intemperie, pero para aumentar su duración y buen estado es recomendable hacer periódicamente una mantención, limpiar las sales y hongos que se pueden acumular en su superficie.

 
Herramientas a utilizar:
 
  • Balde
  • Brocha o rodillo
  • Escobilla cerdas nylon
  • Escobilla metálica
  • Escobillón
  • Espátula
  • Hidrolavadora (opcional)
 
Materiales a utilizar:
 
  • Ácido Muriático
  • Impermeabilizante ladrillos
En la limpieza de los ladrillos es fundamental tener escobillas de cerdas duras, espacialmente de acero y de nylon cuando se quiere mojar. Los cepillos de cerdas de acero son los indicados para raspar superficies irregulares y porosas cuando están secas, ya que sacarán manchas y el polvo que se acumula o pega en ellos.

 

Antes de Comenzar

Inspeccionar qué tipo de daño tiene el ladrillo, entre otras manchas puede tener: moho (manchas negras, grises o verdes), eflorescencias salinas (sales o manchas blancas) o salpicaduras de pintura.
Identificar si el ladrillo está en una jardinera, suelo, pilares, muro o fachada, ya que de esto dependerá qué tipo de mantención y productos se pueden usar.

1
Barrer

  • Pasar un escobillón por toda la superficie del ladrillo.
  • Con esto se saca el polvo y telarañas acumuladas.
2
Raspar en seco

  • Al ladrillo seco y con la escobilla de acero raspar todas las zonas con manchas de pintura, moho o eflorescencias salinas.

 

Recomendaciones

No pasar la escobilla de acero cuando el ladrillo está mojado, ya que es una herramienta muy dura que podría desmoronar o romper el ladrillo.

3
Lavar ladrillo

 

  • Mojar el cepillo de cerdas de nylon en la solución de agua + limpiador y pasarlo por el ladrillo.
  • Empapar bastante la superficie y dejar actuar por 10 minutos.

 

Tips:
Limpiador para eflorescencias salinas:
1 medida de ácido muriático + 9 medidas de agua.
Limpiar para moho:
3 medidas de cloro + 7 medidas de agua.
 
En ambos casos se debe usar guantes para productos químicos, mascarilla y gafas.
4
Enjuagar

 

  • Con la hidrolavadora, la manguera o un pulverizador en su modo más fuerte enjuagar los ladrillos y sacar todo el producto químico con que se lavó.
  • Dependiendo de la potencia con que salga el agua también se terminará de sacar restos de sales u hongos.
5
Impermeabilizar

 

  • Una vez que el ladrillo está seco se puede proteger con un impermeabilizante.
  • Como su superficie es muy porosa e irregular se aplica con brocha o rodillo de pelo largo.