rocallas-pa-is24
Patio

¿Cómo hacer un jardín de rocallas?

Cuando se quiere hacer un jardín distinto y salir del tradicional con arbustos y fl ores se puede pensar en usar otros elementos como rocas y piedras. Formar lo que se conoce en paisajismo como rocallas, un jardín en base a piedras por donde crecen plantas de baja mantención. Es una buena idea que se puede incorporar en cualquier macizo, ya sea grande o pequeño y hacer la cantidad de rocallas que se quiera.

 
Herramientas a utilizar:
 
  • Broca madera
  • Brocha
  • Horqueta
  • Martillo
  • Pala
  • Pala chica jardín
  • Prensa escuadra
  • Taladro
  • Tijera para podar
 
Materiales a utilizar:
 
  • Arena de Lampa
  • Bacopas
  • Callisia repens
  • Cola fría
  • Esmalte sintético
  • Flor de temporada
  • Gravilla, Cuarzo o piedras Agata
  • Malla raschel
  • Musgo
  • Piedras de diferentes tamaños
  • Protector asfáltico
  • Puntas de 1”
  • Terciado moldaje 12 mms.

 

Un jardín de rocalla se debe hacer con piedras o rocas de distintos tamaños, formas y colores. Además, es muy importante poner plantas rastreras, que cubran el suelo y que puedan seguir la forma que dejan las piedras. Es necesario que tengan bajos requerimientos de mantención, para que puedan desarrollarse bien en un terreno rocoso y con buen drenaje.

 

A. Rocallas

1
Mejorar el drenaje

 

  • Horquetear la tierra para descompactar e incorporar arena de lampa para mejorar el drenaje y que no encharque el agua.
2
Poner las piedras

 

  • Planificar el diseño que tendrá la rocalla asentando las piedras en el suelo, es necesario enterrarlas un poco en la tierra para que tengan estabilidad y dejar una separación entre medio para que las plantas puedan desarrollarse.
  • Se trata de agruparlas con diferentes alturas y tamaños, para que no sea simétrico.
3
Plantar las especies

 

  • En los espacios que dejan las piedras plantar las especies. Comenzar por las más grandes y rastreras, para seguir rellenando con las pequeñas.
  • Es necesario ir acomodando las piedras en la medida que se va plantando, para que las especies tengan más espacio y pueda entrar su pan de raíces, además es bueno cubrirlo con un poco de tierra.

 

 

Toques de color

Mientras las especies se desarrollan y comiencen a cubrir las piedras, la rocalla se puede ver poco frondosa, para evitar esto se pueden plantar entremedio algunas plantas de temporada, ojalá con flor, así también se estará dando algunos toques de color que le darán más vida a la rocalla.

4
Poner malla

 

  • Para unificar las rocallas se puede poner en el suelo gravilla, pero para que no se hundan y pierdan en la tierra hay que extender antes una malla raschel sobre la tierra.
  • Cortar con tijera el tamaño y forma de la rocalla para que no quede encima de las piedras o plantas.
5
Gravilla

 

  • Esparcir por sobre la malla la gravilla. Ayudarse de un rastrillo para poder repartirlas más fácilmente.

 

 

Recomendación

El riego dependerá de las exigencias de las especies que se plantaron, se recomienda que sean de baja mantención para que no necesiten un riego muy frecuente.


B. Maceteros en altura

 

Cortes

Para hacer este macetero en altura se necesita terciado moldaje de 12 mms cortado en 2 trozos de 80×40 cms, otros 2 de 80×50 cms y uno de 38×48 cms. Estos trozos se pueden pedir dimensionados en la tienda. Además, 4 listones de 2 cms de ancho para que rodeen el macetero, se cortan con sierra calador 2 trozos de 54 cms y otros 2 40 cms.

 
1
Fijar piezas

 

  • Presentar las 4 piezas con prensas escuadra. Clavarlas con puntas y cola fría por el canto.
  • Una vez que se tiene el macetero armado, se pone por dentro la base a una altura de 40 cms, así la planta quedará más arriba y aumentará su tamaño.
  • Para terminar la estructura fijar los listones en el borde superior, usando cola fría y sólo unas puntas en los extremos.
2
Lijar

 

  • Con un pliego de lija, pulir a mano las superficies y cantos del macetero, de esa forma se eliminarán las astillas del terciado.
3
Drenaje

 

  • Con el taladro y una broca para madera hacer agujeros en la base. Estas perforaciones serán el drenaje de la tierra para que no se encharque el agua.
4
Proteger por dentro

 

  • Con un producto asfáltico impregnar por el interior, así se evitará que la humedad dañe la madera. Este protector se aplica con brocha.
5
Pintar

 

  • Usando brocha y esmalte sintético pintar el macetero por fuera.
6
Plantación

 

  • Ubicar los maceteros en el lugar definitivo y plantar los cítricos, echando en la ahoyadura Superfosfato Triple.

 

 

Tronco estilizado

Un cítrico se puede mantener estilizado, cortando periódicamente las ramas más bajas y que lo hacen crecer hacia los lados, perdiendo altura y frondosidad en su copa. Así el árbol concentrará su energía en su crecimiento de altura y calidad de sus frutos.