fachada-pi-ma01
Pinturas, Barnices, Sellantes e Impermeabilizantes

¿Cómo pintar la fachada?

Con la pintura exterior lo que buscamos es resaltar la arquitectura de una casa y darle personalidad, pero además un punto muy importante es que con la pintura también la estaremos protegiendo de la humedad y los rayos del sol.

 
Herramientas a utilizar:
 
  • Balde
  • Mechas
  • Escobilla cerdas nylon
  • Escobilla metálica
  • Espátula
  • Anteojos seguridad
  • Grata para taladro
  • Guantes
  • Lijadora
  • Mascarilla
  • Rodillos
  • Taladro
 
Materiales a utilizar:
 
  • Anticorrosivo
  • Pintura

 

Para elegir la pintura correcta para la fachada se deben considerar algunos aspectos como material del muro y zona geográfica.

  • En muros estucados usar pinturas de terminación mate, que tienen buen poder cubridor, excelente brochabilidad, fácil aplicación, secado rápido y terminación homogénea.
  • Para cubrir la madera se puede aplicar un barniz marino o impregnante, porque son resistente a la intemperie, de fácil brochabilidad, gran rendimiento y excelente elasticidad.
  • Si quiere dejar los ladrillos a la vista puede usar un látex brillante que no deje pasar el agua pero sí el vapor, pero también hay productos especiales para revestimientos de ladrillos que resaltan el color rojo del material.

    – En las zonas humedas habrá que proteger contra la humedad.
    – En las zonas costeras contra la salinidad y la radiación ultravioleta.
    – En zonas desérticas contra la salinidad.
    – En zonas montañosas contra la salinidad y la radiación ultravioleta.
    – En sectores industriales contra la acidez atmosférica.

 

Antes de Comenzar:

  • Es importante hacer una inspección de los daños de la fachada, ya que según ellos serán las reparaciones a realizar. Algunos puntos importantes donde fijarse:
    – Estado de la pintura
    – Humedad en los muros
    – Óxido en las rejas
    – Maderas
  • Calcular la cantidad de pintura que se necesitará.
  • Revisar la ficha «¿cómo calcular pintura?»

A. Fachada Concreto

1
Raspar muros
 
  • Como trabajo de preparación se debe raspar toda la fachada con una espátula
    para sacar toda la pintura descascarada.
  • Además, repasar con una escobilla de cerdas de metal para asegurarse
    que no hay pintura suelta.
2
Eliminar humedad

Sobre todo en la parte de los muros que están en contacto con el suelo o que reciben mucha lluvia es probable que tenga manchas de humedad.

 

 

  • Para eliminar eflorescencias salinas y hongos hay que lavar el muro con abundante agua y una escobilla de cerdas duras. Si fuera necesario puede limpiarlo con una hidrolavadora.
3
Reparar grietas
 
  • Una vez que las paredes estén secas se debe reparar las grietas o fisuras que existan con estuco, si son muy profundas, y pasta muro para exterior.
  • Con la llana es más fácil repartir y lograr que la pasta de muro entre completamente en la grieta.

 

Materiales para reparar

Cuando se repararan fisuras o imperfecciones en las fachadas hay que preocuparse de que los productos sean los recomendados para el exterior, ya que hay estucos para interior que no tienen mezclas resistentes a la humedad y la intemperie.

 
4
Lijar
 
  • Cuando la pasta de muro esté seca se puede lijar la fachada.
  • Dependiendo de las imperfecciones o desniveles que hayamos dejado con la pasta de muro se deberá usar distintos grosores de lija, hasta dejar una superficie lisa y pareja para recibir la pintura.
5
Enmascarar

 

 
  • Antes de comenzar a pintar es necesario proteger todas las zonas cercanas a los muros y que no queremos que se pinten.
  • Para eso con cinta autoadhesiva de papel enmascaramos, por ejemplo las manillas de las puertas, los faroles de muro, número de la casa, etc.
6
Pintar muros
 
  • Usar rodillo para pintar las fachadas de concreto.
  • Una terminación pareja se consigue abarcando con el rodillo superficies no muy grandes, ya que al extenderse demasiado se irá secando la pintura a destiempo. Un buen método es formar una M e ir rellanándola.

 

Recomendaciones

La elección del color es un asunto de gusto, pero hay algunos consejos que pueden orientar:

  • Si vive en villa o condominio pregunte por los reglamentos
  • Para dar amplitud a la fachada es mejor el blanco
  • Si tiene un bonito jardín elija un color que no lo apague.

 

Rodillo

Para los muros rugosos y con un poco de textura el rodillo adecuado es el de chiporro o pelo largo, ya que se mete con facilidad en los relieves del muro. Para superficies muy lisas es mejor el rodillo de esponja.

 

7
Pintar vanos
 
  • Los vanos de puertas y ventanas es bueno pintarlos de un tono más oscuro que los muros, esto dará más profundidad visual.
  • Además tiene una razón práctica porque esta zona está más en contacto con las manos y por lo tanto se ensucia más rápido.
8
Impermeabilizar
 
  • Es bueno aprovechar el impulso y reforzar la duración de la pintura aplicando un impermeabilizante incoloro que repele totalmente la lluvia.

B. Pintar reja

1
Sacar óxido
  • Con la grata ajustada al taladro raspar la pintura antigua y sacar el óxido que
    tenga la reja.

 

Raspar óxido

En el taladro o esmeril se puede poner varios accesorios abrasivos que sirven para raspar el óxido y la pintura descascarada, pueden ser gratas de acero o discos pulidores 

 

2
Pintar reja
  • Proteger las rejas de la entrada o de las ventanas con un anticorrosivo.
Anticorrosivo con color

Los anticorrosivos pueden ser de un tono neutro como gris y después aplicar encima un esmalte sintético para dar color, pero ahora existe la alternativa de los anticorrosivos que ya traen incorporado el color.