pi-tu01
Puertas y Ventanas - Pinturas, Barnices, Sellantes e Impermeabilizantes

¿Cómo pintar una puerta sin manchar sus bisagras?

Una puerta con sus bisagras salpicadas, a medio pintar o chorreadas, pierde todo su encanto y hasta resulta molesto mirarlas. Pero es mucho más molesto tratar de raspar o sacar la pintura seca de una bisagra. Aprenda como hacerlo correctamente, de forma muy simple, y por supuesto, usted mismo.

 

 

Herramientas a utilizar:

  • Brocha chica
  • Cuchillo cartonero
Materiales a utilizar:

  • Cinta transparente ancha
  • Pintura

 

Para evitar el problema de tratar de raspar lo seco de la pintura, tiene dos posibles opciones: desmontar la puerta de las bisagras, pintarlas y volver a instalarla. O si no quiere sacar las bisagras, proceder como sigue en el siguiente proyecto Hágalo Usted Mismo.
1
Cubrir la bisagra

 

  • Cubrir toda la bisagra con una huincha transparente.
  • La huincha debe ser más grande que la bisagra.
  • Si no es lo suficientemente ancha, simplemente traslapar dos tiras.
2
Cortar alrededor de la bisagra

 

  • Recortar la huincha por el perímetro de la bisagra con un cuchillo cartonero de hoja afilada.
  • Usar la misma bisagra como guía para realizar buenos cortes.
3
Sacar el exceso de huincha

 

  • Quitar la huincha que esté sobrando alrededor de los bordes de la bisagra.
  • Presionar los bordes para que la pintura no entre por debajo.
4
Pintar la puerta

 

  • Pintar el canto completo de la puerta.
  • Pintar sobre la huincha sin perder la continuidad del brochazo.
5
Quitar la huincha

 

  • Pintar todas las manos necesarias hasta que la puerta esté lista.
  • Dejar que la pintura se seque.
  • Tirar la huincha.
  • Ahí lo tiene: una bisagra impecable en su puerta recién pintada.