pa-is20
Jardín y Patio

¿Cómo recuperar plantas dañadas después del verano?

Por lo general, las vacaciones afectan a las plantas del jardín. Aunque dejemos programado el riego automático, las daña el sol, plagas y compactación del suelo.
Por eso, junto con volver a la rutina del trabajo y estudios será muy bueno que nos dediquemos a la mantención y reparar los daños que dejó el verano en nuestras plantas.

Herramientas a utilizar:
Rastrillo
Manguera
Pulverizador
Materiales a utilizar:
Arena de Lampa
Bioestimulantes
Fertilizante pasto
Humus
Tierra de hoja
Los bioestimulantes son fertilizantes de origen natural que actúan como bioprotectores, activando mecanismos de defensa y ayudando a la resistencia contra de agentes externos, como el clima y enfermedades. Son muy indicados para prevenir daños
y también para ayudar a la planta a sobreponerse a situaciones de estrés como sequía, transplantes o plagas. Hay distintos tipos, algunos recomendados para aplicación foliar y otros directamente a la tierra, va a depender específicamente del producto.

 

Antes de Comenzar

Hacer las labores de limpieza del jardín (ver ficha ¿Cómo cuidar jardín en marzo?)

 


A. Deshidratación de plantas

1
Rastrillar la tierra
  • Descompactar el suelo de macizos y plantas en maceteros.
  • La tierra debe quedar suelta y bien mullida. Sacar el exceso de piedras, aunque es bueno dejar algunas porque ayudan a mejorar el drenaje.

Recomendaciones

Es bueno agregar una capa de tierra de hoja, para renovar los nutrientes y aumentar espacio de las raíces.

 

2
Renovar nutrientes

  • Echar a la tierra humus de lombriz, un abono orgánico que aporta nutrientes, hormonas enraizantes naturales y mejora la retención de la humedad.
  • Remover con una pala u horqueta para incorporar a la tierra.

 

3
Aplicar bioestimulantes

  • Preparar el bioestimulantes según las indicaciones del fabricante.

Recomendaciones

En marzo y para recuperar la deshidratación del verano es bueno regar varias veces al día, no dejar encharcado, sino preocuparse de mantener la tierra siempre húmeda.


B. Recuperar pasto

1
Rastrillar

  • Descompactar el suelo con un rastrillo o rodillo aireador.

 

2
Drenaje

  • Mejorar el drenaje y la textura de la tierra con arena de lampa.
  • Esparcirla al voleo por toda la superficie.

 

3
Abonar

  • Aplicar al voleo un fertilizante para pasto que lo revitalice y favorezca el crecimiento sobre todo en zona con pelones.

 

4
Regar

  • Regar después de aplicar el fertilizante.
  • Para recuperar el pasto los riegos deben ser frecuentes, pero no muy profundos. Evitar los encharcamientos.
Tips:
En marzo el pasto debe tener una altura de 4 a 5 cm. Este largo protegerá el cuello y las raíces del calor excesivo y/o del frío de las mañanas. Después de cortar el césped retirar todo el pasto que queda suelto, ya que puede favorece la humedad y los hongos.