he-tu02
Herramientas y Maquinaria

¿Cómo sacar un remache pop?

El remache ciego, más conocido como remache “pop”, permite fijar dos elementos, cuando uno de ellos no deja accesible ninguna de sus caras. Se compone de un cuerpo con cabeza de collarín, fabricado con una aleación deformable y de una varilla que tiene un extremo abultado. Este tipo de remache es muy usado por ejemplo para instalar las placas de las patentes de los vehículos. Aunque el remache “pop” permite unir dos piezas de manera rápida y duradera, son factibles de ser extraídos, sólo siguiendo un par de sencillos pasos.

Herramientas a utilizar:
Broca para metales
Martillo
Taladro eléctrico

 

Los remaches son unas especies de pernos de metal, cortos, lisos, sin roscas, con una cabeza y una caña (o clavo) cuyo extremo se ensancha y forma una segunda cabeza al ser colocado (por percusión). Esto permite unir chapas por compresión entre sus dos cabezas. Una vez que los remaches quedan instalados, los clavos son cortados, removidos y descartados automáticamente. Sus características son:

 

  • Está formado por una varilla con una cabeza redondeada.
  • La mayoría de los remaches son macizos, pero también
    existen remaches para usos  especiales que pueden ser
    huecos o tubulares.

  • Su largo y su diámetro varían de acuerdo al espesor del material que va a ser remachado.
  • Se fabrican en acero blando o en distintas aleaciones de metales (acero inoxidable, cobre, aluminio, bronce, etc.)
    que permitan que sea deformado por medio del martillado.

  • Las cabezas de los remaches pueden ser redondas (sobresalientes), hexagonales,  avellanadas, planas o en
    forma de gota de cebo.

  • Los pequeños remaches que se usan como refuerzo en la
    unión de canales metálicas deben ser del mismo material
    que la canal (acero galvanizado, cobre, aluminio, etc.).
  • Los remaches de expansión sirven para unir chapas con una cara inaccesible. Al hundir su vástago central, se abren las patas del cuerpo del remache.
1
Perforar con broca

 

  • Perforar el interior del remache con una broca para metal del
    tamaño apropiado.
2
Retirar el resto

 

  • El collarín del remache sale enroscado alrededor de la broca.
  • El resto se puede retirar con un martillo y un botador.